lunes, 16 de julio de 2012

Todo pasado fue mejor

Como eterna gordita la moda siempre fue una pasión pero a la vez algo que no siempre estuvo a mi alcance.
Mi primer recuerdo de no poder ponerme lo que estaba de moda fue cuando tenía 12 años y el acontecimiento era la fiesta de fin de año del grado. En esa época, tooodas las compañeras nos poníamos más o menos de acuerdo para ver que nos pondríamos, cero estilo propio, cero personalidad, lo normal a esa edad.
“El look” de esa temporada eran los vestidos aldeanos bien cortitos, medias bucaneras y unos suecos con tacotes de madera. Obviamente las bucaneras no eran una buena idea para mis piernas, que más que estilizadas quedaban medio cortaditas. No era para tanto, cuando eso ni celulitis tenia, pero no me quedaba TAN bien como a las flaquitas del grado. Y fue así como siendo una nena, porque yo fui bien nena hasta los 14 más o menos, ya era consciente de que no me podía poner lo que veía en las revistas o ni eso, no podía ponerme lo que todas las chicas se ponían. Mi mama me retaba porque yo lloriqueaba por no poder vestirme “a la moda”, y a lo mejor porque le desesperaba me decía: “Si vas a ser gorda, tenes que ser una gorda con actitud, sino no comas” y yo, ni dieta ni actitud seguía lloriqueando.
Durante los últimos años del cole pude zafar, viajar, ir a las fiestas, usar la malla, shortcitos, jardineras cortiiiisimas y también micro minis. Igual yo siempre sentí que algo no estaba perfecto como yo quería. No le voy a echar la culpa a nada ni nadie, me sentía así y punto.
Hoy veo las fotos o mi ropa de esa etapa y me da una rabia, era la mitad de lo que soy ahora, pero yo nunca me sentía bien. Siempre estaba GORDA. Es un poco injusto como a veces la evolución de nuestra cabeza no combina con la de nuestro cuerpo, y es muy loco como la pelotudez e inseguridad de la juventud/adolescencia te juega una mala pasada.
No quiero pensar que hoy estoy mejor que mañana y que mañana me voy a arrepentir de haberme sentido mal hoy, se entiende? Así que espero que ahora, que ya estoy preparada para aceptarme más (evolución mental) mi cuerpo se ponga las pilas y vuelva a lo que era tiempo atrás (involución corporal).

3 comentarios:

La Nime dijo...

Se entiende perfectamente!!

Hace unos años atrás yo "sufria y lloraba!" por el peso que tenía. Hoy daría lo que no tengo para volver a ver el numero de aquellos días en mi balanza! =(

Crika dijo...

nunca estamos contentas con nuestro cuerpo....yo, a los 42, me acepto como soy y como les digo a mis hijos "sí, tengo el culo grande, ¿y qué?"
Evidentemente, no toda la ropa me sienta igual de bien pero llevo años seleccionando y usando la que más realza mis curvas, sacando partido a mi estrecha cintura y al que no le guste, qué no mire ;-D
Me gusta tu forma de escribir...volveré a ver el resultado de tus investigaciones sociológicas en el trabajo (yo también soy muy observadora y me gusta)

Sabri ♥ dijo...

igual una grande tu mamá, yo tmb recuerdo ser gordita de casi toda la vida. antes de la mentruacion no subia un gramo pero despues las cosas cambiaron.
mi mama siempre tubo sus complejos por tmb ser una eterna gordita y siempre me remarco lo gorda que estaba.... lo peor no es solo uno ver que antes estaba mejor sino que encima esa misma persona te dice "y antes estabas mejor" - (lpm) -